Más Educación Ambiental y actividades al aire libre. Así debería ser la “nueva normalidad” en la educación del futuro

Heike Freire es un referente en Educación Ambiental y una defensora de las actividades educativas al aire libre.

Durante el estado de alarma ha estado alertando sobre los efectos del confinamiento y otras medidas adoptadas ante la COVID19 sobre la infancia. Ahora que nos acercamos al final del esta fase lo hace sobre cómo se está organizando la “vuelta al cole“ en la “nueva normalidad”.

¿Cual es nuestra opinión sobre el tema?

Como empresa, en ACTIO Actividades Educativas, no podemos ignorar ni “saltarnos” las normas a la hora de diseñar programas para la escuela o proyectos de ocio-educativo en la “nueva normalidad”. Y es lo que hemos hecho al aplicar los protocolos indicados por las autoridades sanitarias tanto en las Escuelas de Verano como en los Campamentos de Verano que se iniciarán en el mes de julio, cuando todo el país haya entrado ya en esta fase.

Pero esta entrevista nos reafirma en la idea de que existen formas distintas e innovadoras que ayuden a los niñ@s a volver a ser niñ@s. Y re-conectarlos con la naturaleza es una de ellas.

Como dice la autora “que las clases se organicen al aire libre aprovechando el espacio exterior para que les dé el sol y el aire“ y “que las escuelas transformen los patios con el fin de que tengan más naturaleza”.

¡Y existen otras!

Los parques urbanos, una opción saludable y económica para las actividades al aire libre

La utilización de los parques urbanos y periurbanos próximos a los centros escolares para hacer “clases” al aire libre, es una alternativa económicamente viable ya que no requiere inversiones para adecuación de espacios en los centros escolares.

También los parques  pueden ser el lugar al aire libre donde realizar otro tipo de experiencias en las que aplicar de manera práctica el método científico o realizar aprendizajes significativos a través del contacto y la inmersión en la naturaleza.
Los “bio-blitz” (prospecciones de biodiversidad), los itinerarios de observación de aves, los estudios de seguimiento fenológico sobre las plantas y/o animales que los habitan, la elaboración de guías y/o fichas de las especies botánicas, … son algunas de esas alternativas que los profesores y profesoras pueden plantear a sus alumn@s en función de los cursos.

Actividades que además se pueden abordar de un modo transversal incorporando aspectos de diferentes áreas del curriculum (lengua, arte, matemáticas, ciencias, educación física,…).

Y en esto podemos aportar nuestro conocimiento y profesionalidad l@s que nos dedicamos a la Educación Ambiental y llevamos años ofreciendo experiencias de aprendizaje al aire libre.


La Educación Ambiental debería ser, ahora más que nunca, una herramienta educativa para el futuro, si es que queremos futuro.

Sería interesante que los legisladores y gobernantes escucharan al sector. Un colectivo formado por profesionales y equipamientos de Educación Ambiental públicos y privados, que venimos reclamando, desde el inicio de la desescalada, un papel en la vuelta a la normalidad.
Un papel que incluso como se plantea como solución “terapeútica” a los problemas que el confinamiento ha generado en l@s niñ@s y que Heike Freire ha venido poniendo de manifiesto desde que se adoptaron las medidas de confinamiento y que, como no podría ser de otro modo, también aparecen en esta entrevista.

Fomentar (o al menos permitir) este tipo de alternativas en el modelo educativo también debería formar parte de la hoja de ruta para construir la “nueva normalidad”.

Heike Freire, educadora: “Queremos meter a los niños en una escuela monstruosa y cruel”